Divergente

Divergente: Adjetivo. Esta palabra hace alusión como participio activo de divergir, que quiere decir el que diverge, aparta, separa, bifurca, aleja o desvía y así mismo que disiente, polemiza, discrepa, difiere o debate entre dos o varias personas.

Hoy he visto esta película, en casa, en familia, la habíamos grabado y la hemos visto después de cenar. 

Es un tema que me encanta, en busca de una sociedad perfecta, futurista, y deprimente. Perfectamente preparado y manipulado para que todo encaje sin problemas…no deberían existir pues diferencias o divergencias, incluso da miedo…

Me gusta porque me hace pensar, imaginar, me traslada a esa sociedad utópica aparentemente feliz, pero sin libertad.

Podría ser real. 

Por un momento, me ha absorbido, ha captado toda mi atención, y eso me encanta 😊 hacía tiempo que no me pasaba con ninguna película. 

La película en cuestión es fácil, con protagonistas jóvenes y para un público joven, una visión un poco machista, y algo superficial pero sin duda alguna me ha encantado. Estoy preparada para ver la siguiente de la trilogía: “Insurgente”


Divergente es una película estadounidense basada en la novela del mismo nombre escrita por Veronica Roth, dirigida por Neil Burger, con guion de Evan Daugherty y Vanessa Taylor. Es protagonizada por Shailene Woodley, Theo James y Kate Winslet. 

Sinopsis: En una distópica y futurista Chicago, una sociedad creada al comienzo de la gran paz ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones que tratan de erradicar los males que les llevaron a la guerra. Quienes culpaban a la agresividad, crearon Cordialidad; los que culpaban a la ignorancia, se agruparon en Erudición; contra el engaño surgió Verdad; contra el egoísmo, Abnegación, y contra la cobardía, Osadía. Al cumplir los dieciséis años, cada individuo debe tomar la decisión de permanecer en la facción de sus padres o cambiarse de esta. Si se cambia, tendrá que renunciar a volver a ver a su familia. Tras la Ceremonia de Elección todos los chicos deben pasar por un proceso de iniciación en cada facción: el que no lo supere se quedará Sin Facción, convertido en un paria.

Anuncios

DUI vs 155

No soy de banderas, no soy española, no soy catalana. He nacido en Cataluña, cuando nací, Cataluña formaba parte de España. 

Este suceso no me convierte en algo, podría haber nacido en cualquier otra parte y no sería otra cosa, sería lo que soy. 

¿Qué es ser español? Ser español es haber nacido en España, nada más. No te convierte en nada, no es más que eso, una circunstancia. 

¿Qué es ser catalán? Ser catalán es haber nacido en Cataluña, nada más. 

¿Tengo más cosas en común con alguien por mi lugar de nacimiento que por la época del mismo? 

¿Tengo más cosas en común con alguien por mi lugar de nacimiento que por mi raza, género, religión?

No es esa la pelea, no es esa la cuestión, ser catalán o ser español no es nada. Eso solo es una distracción. 

La pelea, la cuestión es tener los mismos derechos sin importar nacionalidad, raza, género, religión. 

La tierra es de todos los que habitamos en ella, nos la hemos troceado y repartido, pero eso es algo circunstancial que se puede cambiar. 

No soy de banderas, soy española, soy catalana, o cuando nací así se determinó que lo fuera. 

Y si tuviera que escoger bandera, ni rojigualda, ni senyera, ni estelada, ni tricolor. Y puesto que no puede ser blanca, pues la paz es utopía y la rendición ni se piensa. Bandera negra, sin cuartel, esa sería mi bandera. 

Pero no tengo que escoger, soy un simple peón en un juego de ajedrez, los peones ya se sabe…primera linea, sacrificables. Da igual blancos o negros caen igual a pesar de su color, como compañeros. 

DUI o 155 no me gusta ninguna de las dos. Ninguna de las dos es una solución. Y sin embargo igual e irremediablemente me toca vivirlas. Me posicionaré de un lado o de otro a mi propio criterio, mi fidelidad es para conmigo y mis principios. 

Sería bonito juntarnos todos, peones y no peones de todos los colores. 

Motivación…

No siempre estarás motivado, tendrás que aprender a ser disciplinado.

Me pareció una buena frase y sin embargo no es tan fácil, ahora no estoy motivada y si no estoy motivada también es difícil ser disciplinada.

Las cosas porque sí no se hacen, se hacen porque tienes ganas, porque quieres el resultado, por lo que sea, pero por algo. Y cuando no veo ese algo…

De vez en cuando entro en una espiral de desgana, desmotivación, de odiar todo y a todos o peor aún que eso es cuando ni siquiera siento odio, cuando siento indiferencia, o cuando no quiero sentir. ¿Para qué seguir esforzándote? ¿Quién valora nada? ¿Cual es la diferencia entre hacer lo que se supone o no? ¿Qué más da nada? ¿Se acaba la vida con la muerte? Y si es así, ¿Qué importa si trabajas o robas? ¿Si respetas o violas? ¿Vivir o morir? Dejar de luchar, o mejor aún dejar de sufrir, dejar de vivir…

Todo está decidido y corrompido, el mínimo que yo puedo elegir es una gota de agua en el océano…

Y creo que las pastillas rosas no existen…, al menos ya probé unas y se volvieron negras, y decidí no volver a probarlas. 

En fin que desánimo mas malo…, no me sirve la disciplina, creo que entraré en modo supervivencia por un rato al menos, ósea funciones básicas, levantarme cada día, asearme, abrazar a mi familia, ir a trabajar, comer, intentar ser agradable al menos lo justo para no ser odiosa, (pues esta mierda se contagia), y mantener rutinas básicas domésticas y de ejercicio, dormir y ya pasará, seguro que veré una luz al final del tunel. Jajaja,¡Que dramático suena! Tendría que hacer teatro 🎭…