Modo off

Cansancio, desánimo, frío, hastío, añoranza, mejor me duermo un poco… adiós 👋🏽

Anuncios

Un otoño

Este otoño del 2017, está siendo largo, duro, intenso, cansado.

Empezó con un atentado a final del verano, y una dura vuelta al trabajo en pleno verano, en lo que acostumbraba a ser otoño.

Un decidir andar sola, fuera ruedines, ya desde casi finales de primavera venía gestándose esta necesidad de soltar amarras y salir de algún grupo de apoyo.

Luego toda la política revuelta, registros, detenciones, concentraciones, agentes desplazados a la ciudad a la espera, elecciones con porrazos, etc más detenciones, dui y 155

Lo peor es la separación y el odio entre la gente de a pie y el resurgir de machismos, racismos e intolerancias.

Juicio de “la manada”, machismo y más machismo.

Esclavitud en Libia, racismo consentido por llamarlo de alguna manera.

¿Qué tenemos a parte de a nosotros mismos y el amor por nuestros semejantes?

Todo esto me afecta, afecta pues estoy al límite, mi día a día laboral es difícil, mi día a día de relación de pareja esta en fase de recuperación/reconstrucción.

Necesito que se acabe el invierno antes de que empiece, necesito que acabe este odio y malestar general que se me contagia y me hace perder la esperanza, necesito un poco de sol y calor, si pudiera me pasaría los tres meses siguientes hibernando, igual lo hago…Puede que no vuelva hasta marzo.

Manadas y grupos

Manada: Conjunto de animales de una misma especie generalmente salvajes organizados para cazar, defenderse, en fin para vivir juntos con más garantías de supervivencia.

El ser humano y el animal, en teoría se diferencian por la capacidad de pensar y de cuestionarse a sí mismo del primero. Porque tiene voluntad, porque es libre de escoger.

Hace año y medio salió a la luz el caso de una violación en grupo en las fiestas de san Fermín, ahora está llevándose a cabo el juicio. Hace unos días en un reality expulsaron a un concursante por abusos sexuales.

¿Qué sentir acerca de la violencia de género, la sociedad machista en la que vivo, la desigualdad entre hombres y mujeres?

Todos conocemos algún caso más o menos cercano, más o menos grave.

Todas hemos sufrido alguno, violación, agresión, abuso, acoso, o discriminación. Todas hemos tenido miedo en más ocasiones de las que quisiéramos recordar. Todas hemos tenido cuidado. Todas hemos sentido vértigo de haber bajado la guardia en algún momento. A todas, y especialmente a las más jóvenes, se nos juzga por como vestimos, por lo que decimos, hacemos, bebemos, con quien vamos, las horas en que vamos por la calle, etc…

El primer caso que recuerdo, sucedió hace 42 años, fue en el metro, hora punta, yo siete años, afortunadamente llevaba cartera de mano en lugar de mochila, noté una presión, un hombre estaba con el pene fuera del pantalón apretado contra mi cartera, mi cartera del colegio era lo único que me separaba de él. No sé si se estaba masturbando, acababa de sacársela o llevaba rato, en aquel tiempo no sabía ni lo que era masturbarse, los únicos penes que había visto eran los de mis hermanos de tres años. Me asusté. Intenté caminar hacia otro lado del vagón, sin perder de vista a mi hermana mayor con quien iba y volvía cada día del colegio en metro. No recuerdo si la perdí, no recuerdo habérselo contado a nadie, y si lo hice no recuerdo su reacción. Recuerdo que cuando lo ví, primero no entendí nada, luego no sé si por su cara pensé que era algo malo y me dió asco y miedo, y vergüenza de no haberlo entendido antes, aunque creo que todo sucedió en segundos.

Y me pregunto a mí misma ¿Qué siento hoy? Siento con pesar que en 42 años no se ha cambiado mucho. Siento asco, siento miedo, siento responsabilidad, siento pena. Y también siento ira, rabia y odio.

Las mujeres nos podemos apoyar entre nosotras, podemos denunciar los casos, podemos y debemos hacer todo lo que esté en nuestra mano, por cambiar leyes y sobre todo mentalidades a través de la educación, el ejemplo…

Pero, ¿Qué podéis hacer vosotros, los hombres? Sin ninguna duda, vosotros los que no violáis, ni abusáis, y gozáis del respeto entre vuestros iguales de género, vosotros podéis ayudarnos. No se trata de ir con un guardaespaldas, pues entonces estamos igual siendo la posesión de un hombre. Se trata que no riáis las gracias de vuestros amigos “los machos”, que no comentéis el polvazo que tiene esta o aquella. Que no consintáis presenciar ningún abuso, acoso etc, delante vuestro sin que sea necesario que sea hacia vuestra amiga, pareja, hija o conocida.

No puedo dejar de pensar en el caso de la manada, donde había un grupo de WhatsApp formado por 21 hombres, en el que fueron relatando sus hazañas e intenciones, ninguno de los otros 16 salió del grupo, ninguno frenó en serio las intenciones de los 5 violadores. Y no puedo dejar de preguntarme si ¿Habría cambiado algo si no hubieran tenido el jaleo de estos 16, o si les hubieran recriminado e intentado frenar? Y si yo fuera uno de ellos me sentiría responsable, complice y culpable.

A si mismo me prometo a mí misma no participar en ningún grupo con carácter machista, ni reír ni participar en ninguna gracia donde el objeto discriminado sea una mujer por el solo hecho de ser mujer.

Y pido a todos los hombres que me conozcan y a los que no, que hagan lo mismo, que tomen partido. Juntémonos en manada por nuestra supervivencia, que sea nuestra manada.

Supongo que a pesar de todo “la vida es bella”

Y hasta aquí mi entrada amarga y realista del día de hoy.

De hijas y madres


 Hace poco leí esta frase, la comparto totalmente. 

“Ser madre es aprender que tienes fuerzas que no sabías que tenías y conocer miedos que no sabías qué existían”

La he comprobado en numerosas ocasiones la última hace bien poco, y es totalmente cierto, miedo por un hijo, fuerzas por un hijo, es lo mas grande que yo conozco. 

La misma situación por mi, por mi pareja, por un amigo, por un padre, hermano o por un hijo. No tiene nada que ver, al menos para mi, no quiere decir que no confiemos en ellos, no quiere decir que no queramos a los demás, pero un hijo es tuyo, no en sentido de pertenencia sino de responsabilidad, tú eres el responsable de que esté aquí, es como tu continuidad es algo más grande que tú mismo. Por el harías cosas que no harías por otros ni siquiera por tí mismo. 

Tener una hija, en mi caso, ha sido lo más maravilloso de mi vida, sin menospreciar todo lo demás, el amor, la amistad etc

Por una hija cambias tu forma de ver las cosas, intentas ser un ejemplo, abres tu mente y tu corazón. 

Te hace ser creativa, te enseña a confiar, a tantas cosas…

Estando en el papel de madre entiendes de otra manera a la tuya propia. 

Seguro que si no la tuviera habría canalizado este sentimiento hacía otro lado, no menosprecio a quienes no son padres, solo escribo lo que siento. 😉

Divergente

Divergente: Adjetivo. Esta palabra hace alusión como participio activo de divergir, que quiere decir el que diverge, aparta, separa, bifurca, aleja o desvía y así mismo que disiente, polemiza, discrepa, difiere o debate entre dos o varias personas.

Hoy he visto esta película, en casa, en familia, la habíamos grabado y la hemos visto después de cenar. 

Es un tema que me encanta, en busca de una sociedad perfecta, futurista, y deprimente. Perfectamente preparado y manipulado para que todo encaje sin problemas…no deberían existir pues diferencias o divergencias, incluso da miedo…

Me gusta porque me hace pensar, imaginar, me traslada a esa sociedad utópica aparentemente feliz, pero sin libertad.

Podría ser real. 

Por un momento, me ha absorbido, ha captado toda mi atención, y eso me encanta 😊 hacía tiempo que no me pasaba con ninguna película. 

La película en cuestión es fácil, con protagonistas jóvenes y para un público joven, una visión un poco machista, y algo superficial pero sin duda alguna me ha encantado. Estoy preparada para ver la siguiente de la trilogía: “Insurgente”


Divergente es una película estadounidense basada en la novela del mismo nombre escrita por Veronica Roth, dirigida por Neil Burger, con guion de Evan Daugherty y Vanessa Taylor. Es protagonizada por Shailene Woodley, Theo James y Kate Winslet. 

Sinopsis: En una distópica y futurista Chicago, una sociedad creada al comienzo de la gran paz ha decidido agrupar a las personas en cinco facciones que tratan de erradicar los males que les llevaron a la guerra. Quienes culpaban a la agresividad, crearon Cordialidad; los que culpaban a la ignorancia, se agruparon en Erudición; contra el engaño surgió Verdad; contra el egoísmo, Abnegación, y contra la cobardía, Osadía. Al cumplir los dieciséis años, cada individuo debe tomar la decisión de permanecer en la facción de sus padres o cambiarse de esta. Si se cambia, tendrá que renunciar a volver a ver a su familia. Tras la Ceremonia de Elección todos los chicos deben pasar por un proceso de iniciación en cada facción: el que no lo supere se quedará Sin Facción, convertido en un paria.

DUI vs 155

No soy de banderas, no soy española, no soy catalana. He nacido en Cataluña, cuando nací, Cataluña formaba parte de España. 

Este suceso no me convierte en algo, podría haber nacido en cualquier otra parte y no sería otra cosa, sería lo que soy. 

¿Qué es ser español? Ser español es haber nacido en España, nada más. No te convierte en nada, no es más que eso, una circunstancia. 

¿Qué es ser catalán? Ser catalán es haber nacido en Cataluña, nada más. 

¿Tengo más cosas en común con alguien por mi lugar de nacimiento que por la época del mismo? 

¿Tengo más cosas en común con alguien por mi lugar de nacimiento que por mi raza, género, religión?

No es esa la pelea, no es esa la cuestión, ser catalán o ser español no es nada. Eso solo es una distracción. 

La pelea, la cuestión es tener los mismos derechos sin importar nacionalidad, raza, género, religión. 

La tierra es de todos los que habitamos en ella, nos la hemos troceado y repartido, pero eso es algo circunstancial que se puede cambiar. 

No soy de banderas, soy española, soy catalana, o cuando nací así se determinó que lo fuera. 

Y si tuviera que escoger bandera, ni rojigualda, ni senyera, ni estelada, ni tricolor. Y puesto que no puede ser blanca, pues la paz es utopía y la rendición ni se piensa. Bandera negra, sin cuartel, esa sería mi bandera. 

Pero no tengo que escoger, soy un simple peón en un juego de ajedrez, los peones ya se sabe…primera linea, sacrificables. Da igual blancos o negros caen igual a pesar de su color, como compañeros. 

DUI o 155 no me gusta ninguna de las dos. Ninguna de las dos es una solución. Y sin embargo igual e irremediablemente me toca vivirlas. Me posicionaré de un lado o de otro a mi propio criterio, mi fidelidad es para conmigo y mis principios. 

Sería bonito juntarnos todos, peones y no peones de todos los colores. 

Motivación…

No siempre estarás motivado, tendrás que aprender a ser disciplinado.

Me pareció una buena frase y sin embargo no es tan fácil, ahora no estoy motivada y si no estoy motivada también es difícil ser disciplinada.

Las cosas porque sí no se hacen, se hacen porque tienes ganas, porque quieres el resultado, por lo que sea, pero por algo. Y cuando no veo ese algo…

De vez en cuando entro en una espiral de desgana, desmotivación, de odiar todo y a todos o peor aún que eso es cuando ni siquiera siento odio, cuando siento indiferencia, o cuando no quiero sentir. ¿Para qué seguir esforzándote? ¿Quién valora nada? ¿Cual es la diferencia entre hacer lo que se supone o no? ¿Qué más da nada? ¿Se acaba la vida con la muerte? Y si es así, ¿Qué importa si trabajas o robas? ¿Si respetas o violas? ¿Vivir o morir? Dejar de luchar, o mejor aún dejar de sufrir, dejar de vivir…

Todo está decidido y corrompido, el mínimo que yo puedo elegir es una gota de agua en el océano…

Y creo que las pastillas rosas no existen…, al menos ya probé unas y se volvieron negras, y decidí no volver a probarlas. 

En fin que desánimo mas malo…, no me sirve la disciplina, creo que entraré en modo supervivencia por un rato al menos, ósea funciones básicas, levantarme cada día, asearme, abrazar a mi familia, ir a trabajar, comer, intentar ser agradable al menos lo justo para no ser odiosa, (pues esta mierda se contagia), y mantener rutinas básicas domésticas y de ejercicio, dormir y ya pasará, seguro que veré una luz al final del tunel. Jajaja,¡Que dramático suena! Tendría que hacer teatro 🎭… 

Sin inspiración…se me escapa…

​​​

Tengo lo que quiero expresar en la punta de la lengua, para entenderlo yo misma tengo que explicarlo, desarrollarlo, si es dialogando con alguien mejor que mejor, pero a veces se me escapa, está casi, casi lo puedo contar pero se escapa…

Igual mañana estoy más inspirada y llego a mi propia sensación o idea 💡 

¿Qué soy?


¿Que soy?

Soy un ser humano, una persona, una mujer, soy madre, también soy hija, hermana, amiga, soy blanca, he nacido en Barcelona. 

Podría ser un hombre, podría haber nacido en Madrid o en Polonia, pero nací aquí y aquí vivo.

Las fronteras existen, no debería ser así, me gustaría que no fuera así, todos somos iguales.

Ojalá no fuera así, pero así es y a pesar de que no quiero fronteras no quiero pertenecer a un pais como el mío en estos momentos. 

Si esto es una democracia, que sería una dictadura…

A veces no sabes bien donde quieres ir, pero sabes donde no quieres quedarte. Como una pareja que no se escucha y no se entiende así está mi pais y mi comunidad autónoma.